La guerra de Crimea fue un conflicto bélico entre Rusia y la alianza  del Imperio Otomano con Francia e Inglaterra. Tuvo lugar a mediados del siglo XIX, entre 1.853 y 1.856, para intentar frenar el avance de Rusia, ¿cuál fue su historia y cuáles fueron sus consecuencias?

Historia de la guerra de Crimea

Los principales motivos de la guerra de Crimea fueron económicos, el acceso marítimo de Rusia al mediterráneo por el estrecho de los Dardanelos era una prioridad para el zar. Este pequeño canal que comunica el Mar Negro con el Mediterráneo, ha sido a lo largo de la historia causa de múltiples conflictos ya que su importancia estratégica es enorme.

Como en muchos conflictos en la historia de la humanidad, la guerra de Crimea tiene también causas religiosas. Francia era valedor de los cristianos católicos en el Imperio Otomano. Rusia por su parte defendía los interés de la Iglesia Ortodoxa, esto provoca varios conflictos por los santos lugares en Palestina.

El sultán se pone a favor de los intereses católicos, provocando la ira del zar y la invasión rusa de varias zonas de influencia otomana en Moldavia y Valaquia. Esto provoca el pistoletazo de salida, Francia e Inglaterra envían sus flotas al estrecho del Bósforo y se intenta una solución diplomática. Las negociaciones no dan sus frutos, la guerra había empezado.

Guerra de Crimea

Francia, Inglaterra y el reino de Piamonte declaran la guerra a Rusia enviado tropas a Gallipoli para recuperar los territorios perdidos por los turcos. Consiguen un avance exitoso hasta la actual Bulgaria, donde se ven frenados en Dobrudja.

La flota franco-británica bombardea Odesa el 10 de abril de 1854, intentando el desembarco sin éxito. Posteriormente, desembarcan en Crimea 60.000 hombres entre ingleses y franceses, creando un nuevo frente donde enseguida ganan terreno.

A finales de 1854, tiene lugar la famosa batalla de Balaclava, donde la carga de brigada ligera se hizo famosa en todo el mundo aunque con un sangriento resultado. La caballería pone fin a su reinado en el campo de batalla. Unos pocos días después, los aliados cierran el cerco sobre Sebastopol dando lugar a un largo asedio. El 5 de noviembre se libró la decisiva batalla de Inkerman, donde las tropas rusas intentan romper el cerco de Sebastopol. Fue una cruenta batalla a golpe de bayoneta que termina con una grave derrota rusa.

Sebastopol finalmente cae en manos de Francia e Inglaterra el 9 de septiembre de 1855, habían pasado 11 largos meses de asedio. Poco después cae Kars y acaba la batalla en el mar de Azov. Todo esto puso punto y final, Rusia se ve obligada a pedir la paz. El 30 de marzo de 1856 se firma el tratado de paz  en París.

Sebastopol en la Guerra de Crimea

Consecuencias de la guerra de Crimea

El número de muertos y heridos para la alianza otomana fue de 350.000 bajas, Rusia también pago un gran precio con más de 250.000 bajas. Además, tristemente se calcula que murieron alrededor de 750.000 civiles en esta contienda.

El fin de la guerra supuso un cambio de poderes en toda Europa. Austria y Prusia acaban su alianza con Rusia y el Imperio Otomano sigue sobreviviendo hasta la primera guerra mundial.

Tagged with →  
Share →

One Response to La guerra de Crimea

  1. Miguel Faicán Soto dice:

    La disputa que dio lugar a la terrible guerra de Crimea comenzó en la misma ciudad de Belén, en la iglesia de la natividad. Este lugar sagrado, y a la vez turístico, se supne que fue el lugar donde nació Jesús. Para aquel entonces, a mediados del siglo 18, tanto católicos occidentales como ortodoxos rusos se disputaban el derecho de administrar el lugar. Pero esa sección de Jerusalén y Belén estabaen manos de los turcos. Estos se aliaron con los rusos, mientras que ingleses, italianos y franceses, a los católicos. Así se origino la guerra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *