Copérnico fue un hombre avanzado en su tiempo. Hoy nadie pone en duda que la tierra gira alrededor del sol, pero hace unos siglos esto era algo de locos. En un mundo que va saliendo de la Edad Media y entrando de lleno en el Renacimiento Copérnico es apreciado por sus avances, que suponen el germen de la revolución astronómica.

¿Quien fue Nicolás Copérnico?

Nicólas CopérnicoMatemático, abogado, físico, economista y recordado sobre todo por astrónomo, Nicolás Copérnico nace el 19 de febrero de 1473 en Polonia. Comienza sus estudios en la Universidad de Cracovia entre 1491 y 1494, posteriormente viaja por Europa donde y amplia sus conocimientos en Bolonia. Allí estudia derecho, medicina, filosofía y toma contacto con la astronomía, pero es en Roma donde realiza un curso de ciencias sobre el año 1500. Más tarde amplia sus estudios de medicina y derecho en Padua.

Se asienta finalmente en Polonia en el año 1523 donde ejerce como medico y administrativo, y sobre todo, donde desarrolla todo su trabajo en astronomía.

 

Obra de Copérnico

Modelo Heliocentrico CopérnicoEl legado a la humanidad que nos deja Copérnico son sus teorías heliocéntricas. Éstas son usadas posteriormente por otros grandes hombres como Keepler, Galileo y Newton, puede ser considerado el precursor de la astronomía moderna. Su gran obra maestra fue sin duda “De revolutionibus orbium coelestium”. Escrita durante 25 años, en ella plasma sus ideas y observaciones astronómicas. Este libro, dedicado al Papa Pablo III se divide en 6 volúmenes. En ellos explica su visión heliocéntrica del universo así como otros temas relacionados con el Sol, la Luna, sus movimientos, etc…

 

El libro se publica póstumamente en el año 1543. En un primer momento no tiene una mala acogida por las autoridades eclesiásticas. Pero, en décadas posteriores es denunciado y finalmente es incluido en el index librorum prohibitorum, el índice de los libros prohibidos por la Iglesia.

Es homenajeado al nombrar el elemento 112 en la tabla periódica con su nombre.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *